h1

Resurrección en África

20060405214002-crucificado.jpgvela2.jpgcanada5.jpg
——————————– 
RESURRECCIÓN EN ÁFRICA 

En este ambiente festivo de la Resurrección de la comunidad cristiana, y a un año de distancia de mi regreso de África, recuerdo las fiestas y celebraciones de las comunidades que visité en Angola y el Congo… Celebraciones comunitarias, participativas, cantadas y danzadas con ritmos autóctonos, sin prisas ni estrés; el  tiempo es distinto en África y en Europa… Allí no se va a celebrar con el reloj puesto, se va a celebrar sin prisas, plena y totalmente. 

Pero no hablo sólo de la resurrección cristiana, hablo también del milagro de la resurrección de África, de su resurrección social, educativa, laboral, sanitaria, nutricional, higiénica… de la resurrección integral de la persona y vida africanas… La resurrección de África tiene cara, cuerpo y corazón de mujer; no en vano fue una mujer la primera testigo de la resurrección de Jesús… y es que la mujer africana es el futuro y el camino obligado de la evolución y desarrollo del continente negro. El “kingana” (refrán) bantú reza:  “Educa un niño y educarás una persona, educa una niña y educarás un pueblo”. La mujer africana es la portadora y dadora de la vida y también la educadora en los valores y costumbres clánicas y aunque socialmente esté relegada y no se le reconozca su valor y dignidad; la realidad y la verdad terminan imponiéndose silenciosa y eficazmente… La mujer es la mejor inversión y el trabajo más eficaz de desarrollo que se puede hacer hoy día en África.

Trabajar en su formación humano-cristiana integral con proyectos de desarrollo en alfabetización, salud, nutrición, higiene, cuidado y atención de los niños, costura, arreglo de la casa, cultivos alternativos, elaboración y conservación de los alimentos… es garantizar el futuro y abrir las puertas a un cambio estructural del continente, pero sobre todo es la manera más eficaz de devolverle su dignidad perdida y su papel esencial en la sociedad. La mañana de la resurrección ya despunta en África, sólo queda que aquí en el mundo desarrollado y rico  nos lo creamos y colaboremos en ella con un acompañamiento solidario integral.

                 José Mª Romero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: