h1

LA JMJ A REVISIÓN

L

            Terminada la “Jornada” o jornadas? de la Juventud y en espera de una evaluación oficial autorizada y documentada, a título particular y privado, me atrevo a hacer mi crítica constructiva de lo que he visto de estas Jornadas.

            Vaya por delante mi actitud personal de que no he querido participar, intencionadamente, en ninguno de los actos oficiales programados; pero quién que haya salido a la calle en estos días y haya viajado en tren o metro o haya abierto la tele o la radio, se ha podido aislar de tal evento?

            Con todos los respetos, pero no soy partidario de manifestaciones y aglomeraciones del tipo que sean, y menos de este tipo de manifestaciones de Iglesia, lejana del ideal comunitario del libro de los Hechos, donde el pequeño grupo  se reunía para orar, celebrar y compartir, poniendo todo en común… Son contadas las manifestaciones a las que acudo: 1 de mayo, fiesta del trabajo; contra la pobreza en el mundo; por la paz; aniversarios de los atentados del 11-M… y poco más…

         Pero esto no me impide para lamentar que en un evento mundial de  este tipo, no haya habido, sino un acto explicito, al menos una mención especial a los miles de jóvenes parados de nuestro país… El Papa, los obispos, los organizadores del evento ¿no conocen la  realidad mundial de la crisis asfixiante y en concreto de la situación de nuestro país? ¿No conocen la tragedia del paro juvenil de casa?… Los jóvenes parados españoles (Según la Comisión Europea y con datos de Eurostat, el 14% de los jóvenes de nuestro país entre 15 y 24 años ni trabajaba ni estudiaba en 2008, porcentaje sólo superado por Italia (17%), Irlanda (15%) y Bulgaria (18%). La media de la Unión Europea fue del 12,5% en 2008, lo que equivale a 7,2 millones de personas. En el primer trimestre en nuestro país, el nivel de desempleo de las personas entre 16 y 19 años fue del 59,8%, frente al 31,3% que se marcó en el primer trimestre de 2007. Por su parte, el tramo de edad de entre 20 y 24 años acumuló una tasa de paro del 36,5%, frente al 15,3% de tres años antes. En el último ejercicio, el número de parados menores de 25 años se ha incrementado en 271.000 personas, hasta 835.600. El paro juvenil en España se mantendrá por encima del 40% al menos durante 2011. La OCDE indica que el desempleo juvenil puede llegar este año en torno al 24% de media para la UE)no son también jóvenes como los miles que han venido de otros países, para ser tenidos en cuenta? ¿La realidad del trabajo, en general y la de los jóvenes en particular, preocupa hoy día a la Iglesia oficial? Me pregunto esto consciente y conocedor de las “Encíclicas” de corte social y laboral que el Vaticano ha emitido en diferentes momentos y papados…

            Como en los toros, cada uno habla de la “fiesta” como la ha visto, la ha vivido y le ha ido en ella… La JMJ, como todo evento, tiene sus luces y sombras, sus logros y fracasos… Para unos ha sido algo extraordinario: “Maravillosa, don de la Providencia, fiesta de la fe y de la alegría, testimonio sin precedentes, «Extraordinarios días… para la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, evento eclesial emocionante, el encuentro de Madrid fue una estupenda manifestación de fe para España y para el mundo” (Benedicto XVI). Para otros… Ha habido de todo; desde los “anti-papa” y sus manifestaciones, a los espectadores indiferentes o curiosos, las 150 plataformas, organizaciones sociales, sindicales y partidos contrarios al empleo de fondos públicos para la visita del papa, la Europa laica, el Papa dio un mensaje «arcaico», dijeron algunos teólogos españoles cercanos a la iglesia de base. La crítica se centra, sobre todo, en el hecho de que el Pontífice «haya casi pasado por alto el tema de la desocupación, que es en cambio la primera preocupación de los jóvenes: Joseph Ratzinger se cerró en actitud defensiva frente a las nuevas generaciones, que cada vez están más secularizadas y permisivas»… En fin, que “Nunca llueve a gusto de todos”…

¡Qué pena que el Camino Neocatecumenal organice al día siguiente de la clausura de las Jornadas un encuentro vocacional con numerosos obispos y el cardenal Rouco a la cabeza  , y otros sectores, como los jóvenes parados, tanto de iglesia como de fuera de ella no tuvieran eco, ni voz ni voto! LAMENTABLE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: