h1

Espíritu y Espíritus

 

 

EL ESPÍRITU Y LOS ESPÍRITUS

 

En estos días de Pentecostés que celebramos la venida del  Espíritu del Señor y recordamos la transformación de los apóstoles en dinámicos y valientes anunciadores del mensaje de Jesús; me vienen a la memoria la relación que guarda la sociedad bantú con los espíritus, los antepasados y toda la parafernalia de ritos…

 

Aunque se dice que el africano es monoteísta y adora y reconoce un solo y único Dios; “Nzambi / e” (Dios), es reconocido como Creador y  Señor de todo y de todos; sería más ajustado a la realidad considerar al africano como un ser animista, movido no por amor y confianza, sino por miedo y superstición…

 

Los bantúes están convencidos intima y firmemente de que los espíritus están por todas partes y aunque la mayoría sean buenos, hay otros de los que hay que guardarse y protegerse.

 

El espíritu del ser humano, después de morir, es como una sombra de la persona que vivió en el poblado; y la muerte es una continuación de la vida y hablan de un lugar donde van a reunirse con los antepasados, para lo que tienen que hacer un corto viaje, por eso se les entierra con sus enseres y un poco de comida…

 

Los bantúes piensan que la mayor parte de los espíritus son buenos y pueden ayudarles favorablemente en la vida. Después de una caza o pesca abundante, de una cosecha fructífera, del nacimiento perfecto sin riesgos ni muerte, del matrimonio de los hijos /as  con fecundidad… dirán que los espíritus les han ayudado. Pero si las cosas se tuercen y no salen como era de esperar, nunca culparán a los espíritus, pero sí habrá que buscar un culpable o responsable de esa situación o mal…

 

En tiempos pasados se rendía un culto especial a los espíritus, estaba la casa – choza de los espíritus, donde se les  hacían ritos y sacrificios… hoy día las cosas han cambiado y los ritos y discursos se reservan para los entierros y el rapado posterior del cabello como signo de duelo.

 

En las fiestas y ceremonias importantes el recuerdo a los espíritus es obligado como primer paso de la ceremonia. El jefe tendrá que brindar a los espíritus y al recuerdo de los antepasados derramado el “malafu” (vino de palmera) por tierra en reconocimiento y agradecimiento por todo lo que la tierra les da tan generosa y gratuitamente…A veces se sacrifican aves, cabras e incluso vacas, derramando su sangre por tierra en honor a los espíritus y luego todos participan del banquete sacrificial.

 

El Dios creador y todopoderoso (“Mpungu”), está como telón de fondo natural, a veces un tanto adornado por influencias cristianas. Dios es siempre bueno y no causa ningún mal; pero los africanos en general están más preocupados por el día a día y por los espíritus que a todo momento encuentra en los abatares de su vida diaria, muertos o vivos que les quieren hacer mal…

 

Dios es la fuerza suprema que controla todo. Él está detrás de las otras fuerzas: las de la naturaleza, las de los antepasados y las de los hombres en general…

 

En África, todo está animado por los espíritus, que aunque no se vean, están y existen… pasa como en Galicia con las “meigas”. (¡)

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

One comment

  1. Hola.

    He encontrado tu blog por casualidad buscando en google y me ha parecido fantástico. Prometo volver. Sigue así.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: