h1

EL 1-1-2012 DE ÁFRICA

enero 6, 2012

ASAMBLEA GENERAL DE ASOL

Tendrá lugar el 21 de enero a las 17 h. en la sede de la Asociación, C/ Islas Hébridas, 74. Tf. 913 161 449   y   645 913 136. Hay elecciones de cargos y tenemos que votar… Os esperamos a TODOS LOS SOCIOS.

___________________________________

En África también comienza un nuevo año entre calores, lluvias, pobrezas y miserias… poca diferencia del año que termina depasar página, aunque el dicho diga “Año Nuevo, vida nueva”  ¡Ojalá! fuera así!…

¡Cómo me gustaría que este nuevo año trajera paz, felicidad y vida mejor para todos los pueblos y en especial para los de esta África negra, roja, blanca y de todos los colores!…

De África se han dicho muchas cosas, bonitas unas y no tan agradables otras… He aquí un ramillete para reflexionar un poco en este comienzo de año:

Cuna de la humanidad y reserva del mundo     

Etnias y culturas enfrentando ambiciones desmedidas                                                                                                                                                                                                                                               Comunidades que conviven en armonía y paz                                                             

 Donde sobran los fotógrafos y escasea el alimento                                                           

 Un espectáculo que despierta intereses, pero no conciencia                                    

 Explorada, pero no respetada                                                                                                     

 Con mucha más belleza que la de sus atardeceres                                                     

Pueblos sujetos a las alas de los explotadores                                                                                

Donde aún se escucha el grito sagrado de las tradiciones                                   

Donde su sangre ha teñido todas sus aguas                                                                              

El abrazo más profundo del hombre (mejor de la mujer) con la tierra                                                              

Donde el futuro es simplemente “hoy”                                                                   

Acariciada muy pocas veces por las manos de los blancos                                                     

De la abundancia a la nada, un solo paso que se da todos los días                                                                          

Un amor fecundo que no se oculta                                                                                              

Un paraíso salvaje y lleno de cultura                                                                                               

Visitarla no es descubrirla                                                                     

Sonrisas que brotan inocentes ante imponentes cámaras extranjeras                

Y muchas veces se come a cambio de mostrar su esencia                                           

Los vestigios de un pasado que se trató de destruir en nombre de la civilización                                                                                                      

Tarta injustamente repartida sin estar invitado al banquete                                                                                                                    

 Sin tecnología, pero con sabiduría                                                                                      

Y una genuina felicidad de pertenecer al continente más exótico                            

Ellos también nos miran y observan nuestras miserias                                             

La espiritualidad del pueblo africano, le permite ver de cerca un cielo que no conocemos                                                                                                                    

Un cielo que no comprendemos, pero admiramos en secreto

Al margen de algunos tópicos y frases hechas, hay mucha verdad dentro que nos tendrían que posicionar de manera distinta ante el África de hoy, sobre todo en este comienzo de año donde los ánimos y buenos deseos están aún calientes y generosos…

Nunca antes había sido el 1 de enero del 2012, ni para África ni para nosotros y nunca después volverá a ser el 1 de enero del 2012. Solamente hay uno y lo tenemos ahora… Si lo dejamos pasar rutinariamente o si hacemos algo meritorio es cosa nuestra y su recuerdo nos acompañará; “porque piensa en el día en que vives, piensa que nunca serás más joven que hoy y, cuando llegues a la vejez con sus achaques y vuelvas la vista atrás, exclamarás: ¡Quién me volviera al 1 de enero del 2012 cuando yo era joven y tenía un futuro por delante y podía emprender ideales!”…

Comienza un nuevo año, pero África está a siglos luz de su novedad y actualidad… Pienso sobre todo en el “África profunda” de las selvas y sabanas, de los poblados y aldeas alejados e incomunicados, sin casas dignas, sin luz, sin agua ni lo más imprescindible para vivir dignamente, sumergida en una pobreza estructural total…

Nos gustaría que este nuevo año nivelara los efectos de la crisis mundial y que no la pagaran los pobres de siempre…

Quisiéramos que los gobiernos del mundo entero y en especial los de África gobernaran para los pobres, y no para los ricos, los banqueros y las multinacionales…

Pedimos que no paguen todas las culpas siempre los de abajo, sino los de arriba que son los verdaderos culpables de que haya empobrecidos…

África no conoce la paz y pedimos una vez más que se acabe la carrera de armamentos y los gastos militares, 1.4 billones de dólares al año, y ese dinero se dedique a escuelas, hospitales, carreteras, investigación, etc., sobre todo para el Tercer Mundo…

África  vive de las sobras y migajas de Europa y del  primer mundo, el futbol, sus estrellas y los deportes en general se siguen y viven allí con la misma pasión que aquí, por lo que exigimos que estos mitos mediáticos del mercado dejen de ser el opio que adormece y distrae al pueblo…

Por último, sería bueno que el dinero deje de ser el dios que todo lo decide y el único valor, olvidando que hay otros valores más importantes; sobre todo en África, preñada de valores ya perdidos en occidente…

 ¡Bonana, África!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: